2019-01-16

Influir de manera significativa en tu equipo de trabajo o en cada persona que integra tu organización para que alcance un alto desempeño, se mantenga motivada y muestre comportamientos deseables alineados a la cultura de la empresa, requiere más que un incentivo económico. Más que ser recompensadas, las personas deseamos ser escuchadas, reconocidas y valoradas.

No importa si eres gerente o empleado, nunca dejamos de experimentar esta necesidad de ser apreciados. Cuando nos sentimos considerados y realmente valorados, estamos más dispuestos a dar más de nosotros mismos.

Los cerebros, como los corazones, van a donde los aprecian. –Robert McNamara

Y una de las herramientas más simples, económicas y de alto impacto que podemos emplear para demostrar nuestro aprecio por las personas, y que además incide significativamente en la motivación, el compromiso y el desempeño es el reconocimiento.

De acuerdo a investigaciones realizadas por Gallup a nivel global, los trabajadores que no perciben reconocimiento son más proclives a abandonar la compañía, o incluso a caer en una desvinculación interior (desenganche). A continuación te comparto algunos datos interesantes acerca del reconocimiento:

¿Por qué debería importarnos reconocer a los colaboradores?

Además de ser una forma simple de demostrar nuestro aprecio a las personas con las que trabajamos, el reconocimiento trae consigo diversos beneficios a la organización:

Asimismo, de acuerdo con Terry Sejnowski del Instituto Salk de Estudios Biológicos, cada vez que reconocemos y agradecemos a alguien, liberamos en su cerebro una carga de dopamina, favoreciendo con ello su capacidad para aprender y recordar, su sensación de felicidad y su predisposición a repetir comportamientos deseados. Y el refuerzo de los comportamientos y actitudes que agregan valor al equipo y organización, da buenos resultados.

Aun con los múltiples beneficios que ofrece el reconocimiento, la realidad es que es poco utilizado. Casi siempre estamos demasiado ocupados o estresados que nos olvidamos que ese mismo reconocimiento que ambicionamos también lo ambicionan los demás.

4 Prácticas para impulsar el Reconocimiento:

Inspirado en TetraMap©, una solución de negocio simple y poderosa probada a nivel global, me gustaría compartirte 4 prácticas para impulsar el reconocimiento en tu equipo y organización.

Tierra – Sé Firme: Ofrece reconocimiento siendo específico y oportuno.

  • Evita caer en generalizaciones o ambigüedades. Frases como "¡Felicidades!" o "Hiciste un gran trabajo", son palabras huecas que sólo crean espacios vacíos en la mente de las personas, generan confusión y no dirigen ni su talento ni su energía hacia aquello que es importante para la empresa... ¿Felicidades, por qué? ¿mmmm, cómo sabe hice un gran trabajo?
  • Básate en hechos y observaciones específicas. Las personas no sólo quieren ser reconocidas, sino que desean asegurarse que hay algo en concreto que están haciendo bien y que ese algo es visto y valorado. Cuando somos específicos reforzamos comportamientos clave: "¡Felicidades, tu propuesta 'X' ha sido increíble!, en el último mes nos ha ayudado a reducir la merma en 30%", "La manera en que nos presentaste la información fue clara e ilustrativa, sin duda nos facilitó la toma de decisiones...".
  • Reconoce a las personas en el momento justo o perderá su impacto. Mantente atento para que puedas sorprender a las personas cuando están haciendo muy bien las cosas. Si tu equipo o alguien en él logró los objetivos del mes ¡felicítalos! El reconocimiento debe darse en el momento en que se presenta el resultado deseado, de lo contrario dejará de ser relevante para la persona y en consecuencia perderá su impacto.

Aire – Sé Claro: Implementa un programa de reconocimiento.

  • Define su funcionamiento. El programa de reconocimiento debe tener una estructura y mecánica de funcionamiento simple y práctica alineada al negocio. Algunas preguntas que puedes hacerte son ¿específicamente, qué queremos reconocer? ¿por qué es importante reconocer esto? ¿a quién estará dirigido el programa? ¿cuál sería la manera más simple de operarlo? ¿con qué frecuencia se dará? ¿cómo podemos medir su impacto en el negocio?
  • Establece claramente los estándares que serán reconocidos. Definir criterios, estándares o métricas de desempeño o comportamientos, actitudes y valores deseables claros que todos los empleados entienden, es crucial para desplegar un buen programa de reconocimiento. De esta manera, cuando los empleados votan, se evita caer en "certámenes de popularidad" y nos aseguramos de que los empleados estrella realmente están siendo reconocidos.
  • Da seguimiento al programa y evalúa su impacto. Muchos programas de reconocimiento fallan porque no se mantienen en el tiempo y porque se pasa por alto la importancia de medir su impacto en el negocio. Ambos aspectos hacen que éste pierda fuerza, pues puede percibirse como "la moda del mes" o como "una práctica que quita tiempo y no es redituable".

Agua – Sé Calma: Incorpóralo a la cultura.

  • Alinea el reconocimiento a los valores de la organización. Los valores de la organización dirigen nuestra manera de ser y estar dentro de ella, por tanto, se vuelve crucial integrarlos en el programa de reconocimiento. Al hacerlo, damos un mensaje contundente acerca de lo importante que es poner en práctica esos valores y nos aseguramos de reforzar conductas deseadas que fortalecen la cultura.
  • Promueve el reconocimiento a 360º. Aunque el reconocimiento que ofrecen los líderes es el que ejerce mayor impacto, el reconocimiento puede venir de cualquier persona (líderes, colaboradores, pares, clientes, proveedores). Recordemos que todos queremos ser escuchados y sentirnos valorados. Al fomentar el reconocimiento a 360º, impulsamos una espiral ascendente de positividad y energía en el lugar de trabajo.
  • Valora las contribuciones y el esfuerzo, no sólo el resultado. En las organizaciones solemos reconocer únicamente los grandes logros, el cumplimiento de las metas; sin embargo, reconocer cada pequeño logro, cada cambio de comportamiento o actitud, cada idea ofrecida o cada esfuerzo dado, nos permite fortalecer la confianza, la autoestima y la seguridad de las personas.

Fuego – Sé Brillante: Hazlo significativo para el otro.

  • Toma en cuenta la motivación y valores de cada persona. El reconocimiento debe ser interesante, motivante y conectar con los intereses de las personas, o será infructuoso. Date el tiempo de conocer a los miembros de tu equipo u organización para descubrir algunas buenas maneras para reconocer su buen trabajo.
  • Sé creativo, no permitas que el presupuesto sea un obstáculo para reconocer a tus colaboradores. Otra gran bondad del reconocimiento es que no requiere de un gran presupuesto. Puedes hacer una felicitación pública, conceder una hora extra de comida o un día libre, dar una tarjeta de felicitación física o digital, invitar a comer, etc., en fin, el límite para expresar tu reconocimiento es tu creatividad.
  • Haz notar a la persona el impacto mayor de su trabajo. Recuerda que todo cuanto hacemos, lo hacemos con miras a cumplir un propósito más grande. Ayudar a que sea visible para tus colaboradores cómo su compromiso y trabajo les acerca a ese propósito es en sí mismo motivante e inspirador.
Trabajar duro por algo que no nos importa se llama estrés. Trabajar duro por algo que amamos se llama pasión. ―& Sinek

Creemos a través de la práctica del reconocimiento organizaciones más humanas, eficientes, productivas y estimulantes.

La siguiente infografía te ofrece una síntesis de las ideas aquí expresadas. Por favor, siéntete libre de descargarla, compartirla y a medida de lo posible, tomarla como inspiración.