Por José Manuel Villalobos | Mar 01, 2019

¿Cómo es un líder que entrega grandes resultados? Probablemente venga a tu mente la imagen de alguien competente y audaz que toma el mando, da dirección, inspira y se comunica con maestría.

Todas estas imágenes son ciertas, y hay otra imagen del liderazgo igual de importante: un líder que escucha genuinamente lo que su equipo tiene que decir.

 La escucha es una herramienta de liderazgo y una fuente de poder e influencia. Cuando escuchas a los demás les haces saber que te importan, eso incrementa tu influencia, te permite acceder a la sabiduría del equipo y encontrar valiosas ideas y lecciones. Sin embargo, los expertos estiman que solo dedicamos entre el 33 y el 50% de nuestro tiempo a escuchar, y solo retenemos la mitad de lo que oímos, ¿un dato duro cierto?

Puedes ser hábil con la palabra, pronunciar elocuentes mensajes y aun así ser irrelevante para el otro. El resultado: desconexión, desinterés, inacción.

Hay una gran diferencia entre escuchar por cortesía y escuchar completamente. Y ésta puede significar el éxito de un proyecto, negocio, relación... o su fracaso.

Los grandes líderes no solo actúan, también escuchan, conectan y luego lideran. Para continuar creciendo en tu liderazgo, crece en tu capacidad de escucha. Y una buena manera de comenzar es tomando consciencia sobre tu nivel de escucha actual:

Nivel 1: Escucha interna

Es superficial y poco útil. Escuchas al otro, pero tu atención está centrada en ti: tus pensamientos, juicios, sentimientos, prioridades, y conclusiones sobre ti mismo y sobre los demás. Prestas atención pensando en tu respuesta, en cómo vas a refutar la idea vertida, cómo hacer notar que "eso ya lo sabías".

Nivel 2: Escucha enfocada

Aquí tu atención está en el otro, sintonizas con sus palabras, emociones, tono de voz y corporalidad. Además eres consciente del impacto que tienen en el otro tus palabras y comportamientos. Como resultado obtienes empatía, claridad, colaboración y grandes conversaciones.

Nivel 3: Escucha de 360º

En este nivel ocurre la magia, pués tomas en cuenta lo que se dice, el cómo se dice y lo que no se dice. Los líderes en este nivel son capaces de leer su impacto en los otros y adaptar su comportamiento intencionalmente en consecuencia.

En palabras del experto en negociación Herb Cohen “la escucha eficaz requiere más que escuchar las palabras. Demanda que se le encuentre significado y comprensión a lo que está siendo dicho. Después de todo, los significados no están en las palabras, sino en las personas”.

¿Cuál es la siguiente conversación crucial donde puedes intencionalmente mejorar tu nivel de escucha? ¿Qué posibilidades te abriría?